Mudanza

Nueva URL del blog: http://hatewatching.es

Las discusiones seriéfilas

El mundo de las series no es algo nuevo y cada vez podemos elegir entre más y más shows de calidad. Todo el mundo ha visto una serie en su vida, pero un seriéfilo siempre es aquel que organiza su agenda personal según los capítulos emitidos ese día (siempre a ritmo USA), que cuenta intervalos de tiempo en capítulos de comedia o drama,  aquel que se quedó esa madruga de 2010 para ver el final de Lost, ese que evita los spoilers en twitter como balas… Tú, seriéfilo mío, que me comprendes y estás al otro lado de la pantalla, sabes de lo que te hablo. Has descubierto el mundillo sin poder salir y no soportas esa acumulación de capítulos en épocas de examen o mucho trabajo.

Pero convertir lo audiovisual en una de las partes más importantes de tu vida no siempre resulta satisfactorio… porque es cuando nos lo empezamos a tomar como algo personal. Cada nominación a premios, los Emmy por ejemplo, nos parece un insulto y una completa indigación que por supuesto compartes abiertamente. Y ahí es donde para mí entra twitter. Una herramienta social que en un principio resulta liberadora, donde conocer gente apasionada como tú por Sterling Cooper, la meta azul o Greendale acaba convirtiéndose en un enfrentamiento agresivo por defender tus gustos frente al de los demás.

Todo esto que digo podemos concretarlo, por decir un acontecimiento cercano, a la famosa Guerra de Series de El País, que trajo consigo varias semanas de discusiones twitteras. Antes que nada, dejar clara lo patética que me pareció la iniciativa por parte de El País porque nunca jamás puedes comparar la calidad de una serie de drama con una de comedia y quedarte tan ricamente. ¿Seinfeld vs. Lost? ¿Se puede saber qué se fumaron antes de lanzar la propuesta?

Pero la parte buena para mí fue precisamente todo lo que trajo: días monotemáticos en todo mi TL hablando de lo que más me gusta en el mundo. Yo por supuesto me animé y participé, no sin antes poner a parir (que se nota bien que me encanta) aquello que me parecía de risa. Para mí, ganó el populismo (Los Simpsons) y no la calidad, porque estoy bastante segura que la mayoría de los votantes de Homer y compañía no han conocido nunca el nombre de Tony Soprano.

Alguna gente simplemente prefiere no tomar parte, porque como dije arriba quizás las discusiones y los olvidos a tus series favoritas te produzcan insatisfacción y no es lo que buscabas… A mí me parece lo más divertido. Poder comentar todas tus opiniones entre tanta gente y discutirlo siempre es un placer.

El problema, y es donde quería llegar, es cuando no hay respeto.  Que es lo que suele pasar la mayoría de las veces y acabas tirándote de los pelos virtualmente. En el mundo seriéfilo se concentra mucha gente cerrada de mente, que piensa que su única opinión es la válida y si no estás de acuerdo es que no tienes ni idea. Me resulta comíquisima cuando sale a la luz la famosa frase de Es que no eres nada objetivo”.  Pero vamos a ver, ¿acaso no se trata de eso? ¿Qué estás haciendo tú? ¿Analizar profesionalmente el guión y movimientos de cámara o me estás dando tu opinión?

Por un mundo sin afirmaciones lapidarias de “Si te gusta más esta serie que esta, no tienes ni idea.” y sin gafapastas que se atrevan a afirmar que una serie que lucha día a día para obtener mínimos de audiencia está sobrevalorada.

RandomPost: Las 7 diferencias

NIVEL DE PROFUNDIDAD DIFICULTAD: Hard

Post derivado de discusiones twitteras con @RodrigoSMF y @BrokenMiracle

Las Desdichas De Karen

Me declaro creadora oficial del término y hashtag en twitter #LasDesdichasDeKaren (Abreviado a LDDK) que substituye el nombre a la serie musical Smash.

No creo que haga falta explicar el por qué del nombre a alguien que haya visto la serie. La evolución a telenovela que se ha dado capítulo tras capítulo hizo que perdiera todo el atractivo inicial. Que era, al fin y al cabo, la creación de un musical.

Una protagonista transparente, haciendo el papel de diva reprimida y desdichada no ayuda nada a hablar bien de LDDK. A nadie interesa la marginación de Karen por su falta de experiencia, la relación con su novio “perfecto”, los recientes cuernos, si consigue o no el papel, como si le atropella un autobús… No le importa a nadie.

El duelo de divas por el papel protagonista de Marilyn en el musical, que en un principio parecía la trama principal, acaba resuelto en la cama a los pocos capítulos. Cosa que no está mal, y recuerda siempre lo sucio que es el mundo del espectáculo. Sospecho que fue entonces cuando los guionistas se engancharon a algún maratón de Pasión de Gavilanes.

El novio de Karen empieza a tontear con una periodista, Karen empieza a tontear con Derek, que a su vez éste es novio de Ivy, pero Ivy se lía con el novio de Karen, y Derek… con la nueva estrella del show.
Que esta es otra, el duelo entre #TeamKaren y #TeamIvy se hace mayor ante la llegada de una estrella de Hollywood interpretada por Uma Thurman. Y sí. Sé lo que estáis pensando. Ay, Uma, con lo que tu has sido, ¿qué haces?

Pero ahora vamos a lo que de verdad quería llegar después de toda esta parrafada. Al personaje más odioso de la temporada. Al gran, al sublime, al incomprensible, al raruno… Ellis. Debe ser que los guionistas no tenían ni idea qué hacer con él, porque ha cambiado más de actitud que de calcetines. Lo que en un principio era un simple ayudante de Tom, acabó con complejo de superioridad extorsionando a todo el mundo sin sentido. Consiguió ser ayudante de la productora haciéndose su amigo de un día para otro inexplicablemente. ¿Su objetivo? No lo sabemos. Pero llegó incluso a ejercer de putita con el representante de una actriz.

Ellis el prostituto es el personaje comodín de la serie, que aparece de debajo de las piedras en los momentos más insospechados poniendo cara de malvado.

¿Que nos espera en la segunda temporada?

Parece que en la serie han escuchado nuestras plegarias y han decidido prescindir de Ellis, Dev (el novio de Karen), el mario de Julia y su amante. ¿Significará esto menos desdichas amorosas? ¿Habrá esperanza para la serie? Yo sólo dejo como dato, sacad vuestras propias conclusiones, que el nuevo showrunner de la serie será Joshua Safran, el hombre que está detrás de Gossip Girl.

Y como no todo es criticar y sé que todos los productores frecuentan mi blog, propongo aquí un par de soluciones para la serie.
Explotar el punto fuerte es fundamental: la creación de un musical desde dentro y toda la parte creativa, pero sin las constantes repeticiones de la misma canción una y otra vez. Porque quieras o no, acabas cansándote un poco.Y de paso, seguir explotando la dinámica que tenían en un principio Tom y Julia, que se ha perdido entre dramas familiares.

Y por último, y muy importante, que dejen de presentar a Karen como la máxima estrella de Broadway. No es la diva que nos quieren hacer creer entre tanto halago, que no somos tontos.

Ahora la pregunta es… ¿estamos dispuestos a darle una segunda oportunidad?

Agradezco todo el apoyo y difusión que tuve en twitter en esas fechas. Fueron muchas tardes de risas y críticas e incluso llegué a hacer un visionado conjunto de la season finale con @peregrintuk quien ya no recuerda ni el nombre original Smash. Además, @alecxps ha hablado de ella en su blog, entrada que os recomiendo.

Walter Jr y sus desayunos infernales

Supongo que todos conoceréis la serie Breaking Bad, en la que un profesor de química le diagnostican cáncer y se lo juega todo aliándose con Jesse Pinkman para cocinar desayunos. Espera… ¿qué? ¿era así? La habré confundido con alguna sinopsis de Antena 3.

Me siento confusa con el papel de Walter Jr. Al contrario que secundarios como Hank o Saul y otros más odiosos como Skyler o la cleptómana de zapatos Marie, es al único al que no le encuentro finalidad en la serie.

Todas, absolutamente todas sus intervenciones han sido desayunando o gritándole a su madre. De verdad que llevo años preguntándome por qué hacen esto los guionistas, no creo que alguien capaz de realizar semejante genialidad de serie sea tan estúpido para no darse cuenta de que un actor se dedica a desayunar en todos los rodajes, que a este paso el pobre acaba más gordo que Skyler. No descarto que esta última sea la trama final de la serie, una dura batalla de ballenas:

“En este show solo hay un lugar para uno de los dos, forastera. El cámara me acaba de decir que no cabemos”

Esto explicaría los nuevos problemas financieros de Walter en la quinta temporada, que alimentar a esta familia no debe ser fácil.

¿Vosotros qué pensáis? ¿Quién ganará? ¿Se comerán a Walter?

Oda a lo mainstream

Oh, mainstream, la moda hipster
es la que te olvida.
Gafapastas sin cristales creen
que saben algo de la vida.

Pues dime tú, cliente
del Starbucks,
qué más da, magdalena o muffin,
si son comida ambas.

Si te compras una cámara,
oh, que sea de muchos botones.
Pones automático,
y te tocas los cojones.

Lo que tu mente vegana,
jamás enteder podrá
es que Link
fue el primer hipster de la huminadad.

Los triángulos le gustaban antes de que se pusieran de moda.

A %d blogueros les gusta esto: